No se hagan maestros a sí mismos
Santiago 3:1-5
Tomar en nuestra boca la Palabra del Señor, y administrarla a la Iglesia, es cosa seria.
Audio from the author
#madurez
#liviandad
#lengua
Published 27/05/2016; Updated 27/05/2016
Share / Groups / About Author
Arco
Notes
Arco
NT
Santiago 3:1-5
nblh
na28
Hermanos míos a , que no se hagan maestros muchos de ustedes b ,
Μὴ πολλοὶ διδάσκαλοι γίνεσθε, ἀδελφοί μου,
sabiendo que recibiremos un juicio más severo.
εἰδότες ὅτι μεῖζον κρίμα λημψόμεθα.
actionmanner
Porque todos fallamos (ofendemos) de muchas maneras a .
πολλὰ γὰρ πταίομεν ἅπαντες.
Si alguien no falla en lo que dice 1 b ,
εἴ τις ἐν λόγῳ οὐ πταίει,
es un hombre perfecto c ,
οὗτος τέλειος ἀνὴρ δυνατὸς
capaz también de refrenar todo el cuerpo d .
χαλιναγωγῆσαι καὶ ὅλον τὸ σῶμα.
ideaexplanation
conditional
Ahora bien, si ponemos el freno en la boca de los caballos a
εἰ δὲ τῶν ἵππων τοὺς χαλινοὺς εἰς τὰ στόματα βάλλομεν
para que nos obedezcan,
εἰς τὸ πείθεσθαι αὐτοὺς ἡμῖν,
actionpurpose
dirigimos también todo su cuerpo.
καὶ ὅλον τὸ σῶμα αὐτῶν μετάγομεν.
comparison
concessive
Miren también las naves;
ἰδοὺ καὶ τὰ πλοῖα
aunque son tan grandes
τηλικαῦτα ὄντα
e impulsadas por fuertes vientos,
καὶ ὑπὸ ἀνέμων σκληρῶν ἐλαυνόμενα,
series
son, sin embargo, dirigidas mediante un timón muy pequeño
μετάγεται ὑπὸ ἐλαχίστου πηδαλίου
por donde la voluntad 1 del piloto quiere.
ὅπου ἡ ὁρμὴ τοῦ εὐθύνοντος βούλεται,
locative
Así también la lengua es un miembro pequeño,
οὕτως καὶ ἡ γλῶσσα μικρὸν μέλος ἐστὶν
y sin embargo, se jacta de grandes cosas a .
καὶ μεγάλα αὐχεῖ.
ground
No sean rápidos en hacerse maestros, porque antes deben tener un carácter aprobado. Santiago señala a la lengua como un medidor del carácter. El dominio propio sobre la lengua es una señal de dominio propio sobre todo el cuerpo. Su argumento es de mayor a menor: Puesto que la lengua es el miembro del cuerpo con mayor influencia y más dificil de domar, quien tenga dominio propio sobre su lengua evidenciará dominio propio sobre todo el cuerpo.
na28
discourse
Notes
El mandamiento: no sean livianos al levantarse como maestros. La mentalidad necesaria para obedecer el mandamiento: temor al juicio de Dios. ¿Cómo refreno mis impulsos orgullosos de querer hacerme maestro a mí mismo sin tener un carácter aprobado para ello? Repuesta: recordando que espera un juicio más severo de parte de Dios para todos los que enseñen a Su Iglesia. La razón para el mandamiento: porque hay un tipo de persona que es aprobada por Dios para enseñar: aquella que tiene un carácter maduro (2c) demostrado mediante un dominio propio de la lengua. ¿Por qué es la lengua el termómetro del dominio propio, y en última instacia, del carácter? El dominio propio es la marca del carácter perfecto en este texto, y el control de la lengua es la prueba de que tenemos ese dominio propio porque ella tiene control sobre todo lo que hacemos. La lengua a pesar de ser pequeña se jacta de grandes cosas, por lo tanto, el control sobre ella es evidencia de sobriedad y dominio propio. Aplicaciones Ser maestro de la Iglesia del Señor es honroso, pero no es un oficio para ser ejercido con liviandad. El Señor ama a Su Iglesia, por lo tanto quiere que sea lavada en Su Palabra por personas aprobadas, que con su ejemplo den vida a lo que dicen con su boca. Procuremos el dominio de la lengua, dominarla producirá más y más santidad en nuestras vidas. No seamos livianos con lo que decimos, seamos lentos para hablar, consideremos los mandamientos que hay sobre nosotros acerca de nuestro hablar: hablemos con gracia, desechando palabras deshonestas y ofensivas, que nuestro corazón abunde en tesoros buenos para que de ellos hable nuestra boca, callemos siempre que podamos, y seamos veraces. Si podemos domar nuestra lengua bajo estos parámetros, seremos perfectos y maduros. Recién ahí nuestra boca estará lista para hablar en nombre del Señor.
notes
Comments
Disclaimer: The opinions and conclusions expressed on this page are those of the author and may or may not accord with the positions of Biblearc or Bethlehem College & Seminary.