La parábola de la calabacera humana
Jonás 4
"Así como la calabacera perece, el hombre perece; no puedes tener compasión de una planta y desear el mal para el hombre"
#jonas
#ira
#piedad
Published 02/09/2018
Share / Groups / About Author
Phrase
Look-up
Arco
Phrase
OT
Jonás 4:1-11
La Acción
La acción del hombre furioso
Pero Jonás se apesadumbró en extremo, y se enojó.
Y oró a Jehová y dijo: Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal.
Ahora pues, oh Jehová, te ruego que me quites la vida; porque mejor me es la muerte que la vida.
Y Jehová le dijo: ¿Haces tú bien en enojarte tanto?
La parábola
La Parábola del Dios amoroso
Y salió Jonás de la ciudad, y acampó hacia el oriente de la ciudad, y se hizo allí una enramada, y se sentó debajo de ella a la sombra, hasta ver qué acontecería en la ciudad.
Y preparó Jehová Dios una calabacera, la cual creció sobre Jonás para que hiciese sombra sobre su cabeza, y le librase de su malestar; y Jonás se alegró grandemente por la calabacera.
Pero al venir el alba del día siguiente, Dios preparó un gusano, el cual hirió la calabacera, y se secó.
Y aconteció que al salir el sol, preparó Dios un recio viento solano, y el sol hirió a Jonás en la cabeza, y se desmayaba, y deseaba la muerte, diciendo: Mejor sería para mí la muerte que la vida.
La explicación
La explicación del Dios piadoso
Entonces dijo Dios a Jonás: ¿Tanto te enojas por la calabacera? Y él respondió: Mucho me enojo, hasta la muerte.
Y dijo Jehová: Tuviste tú lástima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció.
¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales?
rvr1960
phrasing
Look-up
Jonás 4:1-11
rvr1960
El enojo de Jonás 4 1 Pero Jonás se apesadumbró en extremo, y se enojó. 2 Y oró a Jehová y dijo: Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal. 3 Ahora pues, oh Jehová, te ruego que me quites la vida; porque mejor me es la muerte que la vida. 4 Y Jehová le dijo: ¿Haces tú bien en enojarte tanto? 5 Y salió Jonás de la ciudad, y acampó hacia el oriente de la ciudad, y se hizo allí una enramada, y se sentó debajo de ella a la sombra, hasta ver qué acontecería en la ciudad. 6 Y preparó Jehová Dios una calabacera, la cual creció sobre Jonás para que hiciese sombra sobre su cabeza, y le librase de su malestar; y Jonás se alegró grandemente por la calabacera. 7 Pero al venir el alba del día siguiente, Dios preparó un gusano, el cual hirió la calabacera, y se secó. 8 Y aconteció que al salir el sol, preparó Dios un recio viento solano, y el sol hirió a Jonás en la cabeza, y se desmayaba, y deseaba la muerte, diciendo: Mejor sería para mí la muerte que la vida. 9 Entonces dijo Dios a Jonás: ¿Tanto te enojas por la calabacera? Y él respondió: Mucho me enojo, hasta la muerte. 10 Y dijo Jehová: Tuviste tú lástima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció. 11 ¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales?
1 Reyes 19:4
rvr1960
4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.
NT
Lucas 19:41-44
rvr1960
41 Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella, 42 diciendo: ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos. 43 Porque vendrán días sobre ti, cuando tus enemigos te rodearán con vallado, y te sitiarán, y por todas partes te estrecharán, 44 y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.
Jeremías 20:14-18
rvr1960
14 Maldito el día en que nací; el día en que mi madre me dio a luz no sea bendito. 15 Maldito el hombre que dio nuevas a mi padre, diciendo: Hijo varón te ha nacido, haciéndole alegrarse así mucho. 16 Y sea el tal hombre como las ciudades que asoló Jehová, y no se arrepintió; oiga gritos de mañana, y voces a mediodía, 17 porque no me mató en el vientre, y mi madre me hubiera sido mi sepulcro, y su vientre embarazado para siempre. 18 ¿Para qué salí del vientre? ¿Para ver trabajo y dolor, y que mis días se gastasen en afrenta?
lookup
editing
Arco
Jonás 4:1-11
Pero Jonás se apesadumbró
en extremo,
y se enojó.
series
Y oró a Jehová y dijo:
Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra?
actionresult
Por eso me apresuré a huir a Tarsis;
porque sabía yo que tú eres
ideaexplanation
Dios clemente y
piadoso, tardo en enojarte,
y de grande misericordia,
y que te arrepientes del mal.
progression
Ahora pues, oh Jehová, te ruego que me quites la vida;
porque mejor me es la muerte que la vida.
Y Jehová le dijo:
¿Haces tú bien en enojarte tanto?
questionanswer
Y salió Jonás de la ciudad,
y acampó hacia el oriente de la ciudad,
y se hizo allí una enramada,
y se sentó debajo de ella a la sombra,
hasta ver qué acontecería en la ciudad.
actionpurpose
Y preparó Jehová Dios una calabacera,
la cual creció sobre Jonás
para que hiciese sombra sobre su cabeza,
y le librase de su malestar;
y Jonás se alegró grandemente por la calabacera.
Pero al venir el alba del día siguiente,
Dios preparó un gusano,
el cual hirió la calabacera,
y se secó.
Y aconteció que al salir el sol,
preparó Dios un recio viento solano,
y el sol hirió a Jonás en la cabeza,
y se desmayaba, y deseaba la muerte,
diciendo: Mejor sería para mí la muerte que la vida.
Contraste
restate
Ac
Ct
Entonces dijo Dios a Jonás: ¿Tanto te enojas por la calabacera?
Y él respondió: Mucho me enojo, hasta la muerte.
Y dijo Jehová: Tuviste tú lástima de la calabacera,
en la cual no trabajaste,
ni tú la hiciste crecer;
que en espacio de una noche nació,
y en espacio de otra noche pereció.
ground
¿Y no tendré yo piedad de Nínive,
aquella gran ciudad
donde hay más de ciento veinte mil personas
que no saben discernir
entre su mano derecha y su mano izquierda,
y muchos animales?
rvr1960
rvr1960
discourse
Comments
Dani Cavalheiro
Muy buen trabajo!
Disclaimer: The opinions and conclusions expressed on this page are those of the author and may or may not accord with the positions of Biblearc or Bethlehem College & Seminary.