Religión: una vida limpia ante Dios
Santiago 1:26-27
La religión limpia ante Dios es hacer el bien y guardarse del pecado.
Audio from the author
#religion
Published 04/11/2017
Share / Groups / About Author
Resumen del punto principal:
Notas
Discourse**
Salmos 19:9
NBLH
Romanos 2:5-6
NBLH
notes
Resumen del punto principal:
La religión pura y aprobada ante Dios, es una vida de amor y pureza.
Notas
El pasaje que nos ocupa es Santiago 1.26-27 , donde se presenta un marcado contraste entre la religión inútil y la verdadera religión, con el fin de resaltar las características de esta última. Antes de mirar el contenido del texto, es conveniente revisar una definición de la palabra religión. Ya que entre muchos de los cristianos de hoy es un término mal usado y tiene la connotación de falsa adoración. Adjuntaré una buena definición que encontré en un libro vetusto, dice: "Religión en su idea esencial es una vida en Dios, una vida en reconocimiento de Dios, en comunión con Dios, y bajo el control del Espíritu de Dios residente (Strong)." Creo que este concepto de religión se ajusta bien al mensaje que nos da Santiago. El escritor inspirado comienza por establecer la esencia de la religión vana. Declara la triste condición del hombre que en su corazón pretende ser religioso, cuando en realidad sus obras demuestran que es impío. Es un hombre que "se cree" piadoso pero no tiene dominio propio, la prueba es que no controla sus palabras. Es un hombre que carece de los frutos del Espíritu que son las marcas del carácter de Cristo. Está engañado, lo que cree de sí mismo es mentira, su creencia está contaminada con sus pensamientos corrompidos. Es uno de esos que claman: "Señor, Señor", pero Jesús no los conoce. Santiago concluye con un dura sentencia para el que se halla en esta penosa condición: tu religión no tiene sentido, es vanidad. Habiendo expuesto la verdad sobre la religión vana y los que la practican, el escritor nos declara cual es la religión de la verdad, la que sí es provechosa. Primero, quiero llamar la atención a los dos adjetivos que usa el autor al referirse a la religión. La llama “pura”, que significa libre de contaminación; y “sin mácula” que es lo mismo que sin mancha. Y añade "delante de Dios el Padre". En otras palabras dice: La vida incontaminada e inmaculada en presencia de Dios es así... Ahora piensa por un momento en una sencilla reunión de cristianos en el primer siglo. Están juntos en una casa y un hermano está de pie leyendo la carta hasta llegar a este punto. Está por decir en que consiste una vida limpia ante Dios ¿qué sigue? ¿en qué consiste esa religión limpia? Es posible que surgieran preguntas así en los receptores de la carta. Quizá había respuestas espectaculares en la mente de ellos. Pero no, no es nada nuevo. Es la misma doctrina que se reitera en Antiguo y Nuevo Testamento. Suena muy parecido a aquello de "amarás a tu prójimo como a ti mismo" y "sean santos porque yo soy Santo". La vida incontaminada e inmaculada en presencia de Dios es amar a los más débiles y vulnerables, a los huérfanos y las viudas, quizá los menos capaces de retribuir los favores que otro les hace; y guardarse limpio y santo, sin mancharse con la maldad del mundo. No es posible vivir así, no para la gente común. Solamente los pecadores miserables que reciben la gracia de Dios en Cristo y son guiados por el Espíritu Santo pueden vivir esta clase de vida. Solo con Dios es posible, porque se necesita un poder sobrenatural para amar de esa manera y vivir en santidad. Recordemos esto, una religión es el engaño del corazón pecaminoso, la otra es pura y aprobada por Dios; la primera es inútil y la otra provechosa. ¿Cómo evaluamos la religión como inútil o provechosa? Pensado en el aquel gran día cuando Dios juzgará a cada uno según sus obras, es decir, según su religión. Porque "Juzgamos la teología de un hombre por su credo. Juzgamos la religión de un hombre por su vida. La teología es de la cabeza, la religión es del corazón. Dios no nos juzga por lo que haya en nuestras cabezas, sino por lo que haya en nuestros corazones (Farr)." Lo importante no es lo que crees sobre ti mismo y sobre tu religión. Lo importante es estar seguro de lo que Dios piensa de ti y de tu religión. ¿Tu religión es pura y aprobada por Dios? ¿Estás unido a Cristo? ¿En tu vida se notan los frutos del Espíritu? ¿Amas a otros? ¿Te guardas del mundo?
Discourse**
editing
NT
Santiago 1:26-27
lbla
mine
Si alguno se cree religioso,
Si alguno está convencido de que es verdaderamente religioso,
pero no refrena su lengua a ,
aunque no controla las palabras que salen de su boca,
sino que engaña a su propio corazón,
sino que se engaña a si mismo;
negativepositive
concessive
la religión del tal es vana.
entonces su religión es vacía y carente de sentido.
conditional
La religión pura y sin mácula delante de nuestro Dios y Padre a es ésta:
Pero la verdadera religión pura (libre de todo engaño) y aprobada ante Dios, es esta:
visitar b a los huérfanos c y a las viudas en sus aflicciones 1 ,
estar cerca de los huérfanos y las viudas para ayudarlos en sus aflicciones,
y guardarse sin mancha del mundo d .
y vivir en pureza, sin contaminarse con la maldad del mundo.
series
ideaexplanation
El pasaje que nos ocupa es Santiago 1.26-27, donde se presenta un marcado contraste entre la religión inútil y la verdadera religión, con el fin de resaltar las características de esta última. El punto principal de la sección es que, ante Dios, la religión es una vida caracterizada por las obras de amor y la santidad personal. Antes de mirar el contenido del texto, es conveniente revisar una definición de la palabra religión. Ya que entre muchos de los cristianos de hoy es un termino mal usado y tiene la connotación de falsa adoración. Adjuntaré una buena definición que encontré en un libro vetusto, dice: "Religión en su idea esencial es una vida en Dios, una vida en reconocimiento de Dios, en comunión con Dios, y bajo el control del Espíritu de Dios residente (Strong)." Creo que este concepto de religión se ajusta bien al mensaje que nos da Santiago.
El escritor inspirado comienza por establecer la esencia de la religión vana. Declara la triste condición del hombre que en su corazón pretende ser religioso, cuando en realidad sus obras demuestran que es impío. Es un hombre que "se cree" piadoso pero no tiene dominio propio, la prueba es que no controla sus palabras. Es un hombre que carece de los frutos del Espíritu que son las marcas del carácter de Cristo. Está engañado, lo que cree de si mismo es mentira, su creencia está contaminada con sus pensamientos corropidos. Es de los que claman: "Señor, Señor", pero Jesús no los conoce. El concluye con un dura sentencia para el que se halla en esta penosa condición: tu religión no tiene sentido, es vanidad.
Habiendo expuesto la verdad sobre la religión vana y los que la practican, el escritor nos declara cual es la religión de la verdad, la que si es provechosa. Primero, quiero llamar la atención a los dos calificativos que usa Santiago cuando se refiere a la religión. La llama pura, que significa libre de contaminación; y sin mácula que es lo mismo que sin mancha. Y añade "delante de Dios el Padre". En otras palabras dice: La vida incontaminada e inmaculada en presencia de Dios es así... Ahora piensa por un momento en una sencilla reunión de cristianos en el primer siglo. Están juntos en una casa y un hermano está de pie leyendo la carta hasta que llega a ese punto de la lectura. Está por decir en que consiste una vida limpia ante Dios ¿qué sigue? ¿en que consiste esa religión? Es posible que surgieran preguntas así en las receptores de la carta. Quizá habían respuestas espectaculares en la mente de ellos. Pero no, no es nada nuevo. Es la misma doctrina que se reitera en Antiguo y Nuevo Testamento. Suena muy parecido a aquello de "amarás a tu prójimo como a ti mismo" y "sean santos porque yo soy Santo". La vida incontaminada e inmaculada en presencia de Dios es amar a los más débiles, vulnerables, a los huérfanos y las viudas, quizá los menos capaces de retribuir los favores que otro les hace; y guardarse limpio y santo, sin mancharse con la maldad del mundo. No es posible vivir así, no para la gente común. Solamente los pecadores miserables que reciben la gracia de Dios en Cristo y son guiados por el Espíritu Santo pueden vivir esta clase de vida. Solo con Dios es posible, porque se necesita un poder sobre natural para amar de esa manera y vivir en santidad.
Recordemos esto, una religión es el engaño del corazón pecaminoso, la otra es pura y aprobada por Dios; la primera es inútil y la otra provechosa. ¿Como evaluamos la religión como inútil o provechosa? Pensado en el aquel gran día cuando Dios juzgará a cada uno según sus obras, es decir, según su religión. Porque: "Juzgamos la teología de un hombre por su credo. Juzgamos la religión de un hombre por su vida. La teología es de la cabeza, la religión es del corazón. Dios no nos juzga por lo que haya en nuestras cabezas, sino por lo que haya en nuestros corazones (Farr)." Los importante no es lo que crees sobre ti mismo y sobre tu religión. Lo importante es lo que Dios piensa de ti y de tu religión. ¿Tu religión es pura y aprobada por Dios? ¿Estás unido a Cristo? ¿En tu vida se notan los frutos del Espíritu? ¿Amas a otros? ¿Te guardas del mundo?
discourse
lookup
Salmos 19:9 NBLH
OT
Salmos 19:9
nblh
9 El temor del Señor es limpio, que permanece para siempre; Los juicios del Señor son verdaderos a , todos ellos justos b ;
Romanos 2:5-6 NBLH
Romanos 2:5-6
5 Pero por causa de 1 tu terquedad y de tu corazón no arrepentido, estás acumulando a ira para ti en el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios b . 6 El pagara a cada uno conforme a sus obras a :
Comments
Disclaimer: The opinions and conclusions expressed on this page are those of the author and may or may not accord with the positions of Biblearc or Bethlehem College & Seminary.