91. El endemoniado gadareno
Marcos 5:1-20
Su autoridad, palabras, misericordia y amor son demostrados en la liberación de un endemoniado
#gadareno
#amor
Published 04/07/2017
Author
Share / Groups / About Author
Introducción
Bosquejo
Puntos Teológicos
Phrase
notes
Introducción
Bosquejo
1. La presencia de Jesús El persona de Jesús no solo es relevante por sus Palabras sino también por su presencia. Luego de haber mostrado su poder con sus palabras al momento que calmar la tempestad (Mr. 4:35-41) su presencia llega a ser puesta en evidencia. 2. El endemoniado y la conversación con Jesús A. Características del endemoniado B. Reacción del endemoniado ante Jesús 3. La gente del Pueblo A. Los cuidadores atemorizados B. La población curiosa y temerosa C. Los espectadores y su versión 4. Las reacciones A. Rechazo del Pueblo B. Aceptación del liberado 5. La ordenanza y la obediencia A. La gran comisión B. La obediencia y el resultado
Puntos Teológicos
La autoridad de Jesús El rol del Salvador La salvación
Phrase
NT
Marcos 5:1-20
lbla
na28
nblh
La presencia de Jesús
Y llegaron al otro lado del mar, a la tierra de los gadarenos. Y cuando El salió de la barca,
Καὶ ἦλθον εἰς τὸ πέραν τῆς θαλάσσης εἰς τὴν χώραν τῶν Γερασηνῶν.
Llegaron al otro lado del mar, a la tierra de los Gadarenos.
El endemoniado y la conversación con Jesús
enseguida vino a su encuentro, de entre los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo,
καὶ ἐξελθόντος αὐτοῦ ἐκ τοῦ πλοίου εὐθὺς ὑπήντησεν αὐτῷ ἐκ τῶν μνημείων ἄνθρωπος ἐν πνεύματι ἀκαθάρτῳ,
Cuando Jesús salió de la barca, enseguida se acercó a El, de entre los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo,
que tenía su morada entre los sepulcros;
ὃς τὴν κατοίκησιν εἶχεν ἐν τοῖς μνήμασιν, καὶ οὐδὲ ἁλύσει οὐκέτι οὐδεὶς ἐδύνατο αὐτὸν δῆσαι
que tenía su morada entre los sepulcros; y nadie podía ya atarlo ni aun con cadenas;
Características del endemoniado
y nadie podía ya atarlo ni aun con cadenas;
porque muchas veces había sido atado con grillos y cadenas, pero él había roto las cadenas y destrozado los grillos,
διὰ τὸ αὐτὸν πολλάκις πέδαις καὶ ἁλύσεσιν δεδέσθαι καὶ διεσπάσθαι ὑπʼ αὐτοῦ τὰς ἁλύσεις καὶ τὰς πέδας συντετρῖφθαι, καὶ οὐδεὶς ἴσχυεν αὐτὸν δαμάσαι•
porque muchas veces había sido atado con grillos y cadenas, pero él había roto las cadenas y destrozado los grillos, y nadie era tan fuerte como para dominarlo.
y nadie era tan fuerte como para dominarlo.
Y siempre, noche y día, andaba entre los sepulcros y en los montes dando gritos e hiriéndose con piedras.
καὶ διὰ παντὸς νυκτὸς καὶ ἡμέρας ἐν τοῖς μνήμασιν καὶ ἐν τοῖς ὄρεσιν ἦν κράζων καὶ κατακόπτων ἑαυτὸν λίθοις.
Siempre, noche y día, andaba entre los sepulcros y en los montes dando gritos e hiriéndose con piedras.
Cuando vio a Jesús de lejos,
καὶ ἰδὼν τὸν Ἰησοῦν ἀπὸ μακρόθεν ἔδραμεν καὶ προσεκύνησεν αὐτῷ
Cuando vio a Jesús de lejos, corrió y se postró delante de El;
corrió y se postró delante de El;
Reacción del endemoniado
y gritando a gran voz, dijo:
καὶ κράξας φωνῇ μεγάλῃ λέγει• τί ἐμοὶ καὶ σοί, Ἰησοῦ υἱὲ τοῦ θεοῦ τοῦ ὑψίστου; ὁρκίζω σε τὸν θεόν, μή με βασανίσῃς.
y gritando a gran voz, dijo: “¿Qué tengo yo que ver contigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te imploro por Dios que no me atormentes.”
¿Qué tengo yo que ver contigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo?
Te imploro por Dios que no me atormentes.
Porque Jesús le decía: Sal del hombre, espíritu inmundo.
ἔλεγεν γὰρ αὐτῷ• ἔξελθε τὸ πνεῦμα τὸ ἀκάθαρτον ἐκ τοῦ ἀνθρώπου.
Porque Jesús le decía: “Sal del hombre, espíritu inmundo.”
Y le preguntó: ¿Cómo te llamas?
καὶ ἐπηρώτα αὐτόν• τί ὄνομά σοι; καὶ λέγει αὐτῷ• λεγιὼν ὄνομά μοι, ὅτι πολλοί ἐσμεν.
“¿Cómo te llamas?” le preguntó Jesús. “Me llamo Legión,” respondió, “porque somos muchos.”
Y él le dijo: Me llamo Legión,
porque somos muchos.
Entonces le rogaba con insistencia que no los enviara fuera de la tierra.
καὶ παρεκάλει αὐτὸν πολλὰ ἵνα μὴ αὐτὰ ἀποστείλῃ ἔξω τῆς χώρας. ἦν δὲ ἐκεῖ πρὸς τῷ ὄρει ἀγέλη χοίρων μεγάλη βοσκομένη•
Le rogaba entonces con insistencia que no los enviara fuera de la tierra.
Y había allí una gran piara de cerdos paciendo junto al monte.
Había allí una gran manada de cerdos paciendo junto al monte.
Y los demonios le rogaron, diciendo:
καὶ παρεκάλεσαν αὐτὸν λέγοντες• πέμψον ἡμᾶς εἰς τοὺς χοίρους, ἵνα εἰς αὐτοὺς εἰσέλθωμεν.
Y los demonios Le rogaron, diciendo: “Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos.”
Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos.
Y El les dio permiso.
καὶ ἐπέτρεψεν αὐτοῖς. καὶ ἐξελθόντα τὰ πνεύματα τὰ ἀκάθαρτα εἰσῆλθον εἰς τοὺς χοίρους, καὶ ὥρμησεν ἡ ἀγέλη κατὰ τοῦ κρημνοῦ εἰς τὴν θάλασσαν, ὡς δισχίλιοι, καὶ ἐπνίγοντο ἐν τῇ θαλάσσῃ.
Jesús les dio permiso. Y saliendo los espíritus inmundos, entraron en los cerdos; y la manada, unos 2,000, se precipitó por un despeñadero al mar, y en el mar se ahogaron.
Y saliendo los espíritus inmundos,
entraron en los cerdos;
y la piara, unos dos mil, se precipitó por un despeñadero al mar, y en el mar se ahogaron.
La gente del pueblo
Y los que cuidaban los cerdos
Καὶ οἱ βόσκοντες αὐτοὺς ἔφυγον καὶ ἀπήγγειλαν εἰς τὴν πόλιν καὶ εἰς τοὺς ἀγρούς• καὶ ἦλθον ἰδεῖν τί ἐστιν τὸ γεγονὸς
Los que cuidaban los cerdos huyeron y lo contaron en la ciudad y por los campos. Y la gente vino a ver qué era lo que había sucedido.
huyeron
Los cuidadores atemorizados
y lo contaron en la ciudad y por los campos.
Y la gente vino a ver qué era lo que había sucedido.
Y vinieron a Jesús,
καὶ ἔρχονται πρὸς τὸν Ἰησοῦν καὶ θεωροῦσιν τὸν δαιμονιζόμενον καθήμενον ἱματισμένον καὶ σωφρονοῦντα, τὸν ἐσχηκότα τὸν λεγιῶνα, καὶ ἐφοβήθησαν.
Vinieron a Jesús, y vieron al que había estado endemoniado, sentado, vestido y en su cabal juicio, el mismo que había tenido la legión; y tuvieron miedo.
La población curiosa y temerosa
y vieron al que había estado endemoniado,
sentado,
vestido
y en su cabal juicio, el mismo que había tenido la legión; y
tuvieron miedo.
Y los que lo habían visto
καὶ διηγήσαντο αὐτοῖς οἱ ἰδόντες πῶς ἐγένετο τῷ δαιμονιζομένῳ καὶ περὶ τῶν χοίρων.
Los que lo habían visto les describieron cómo le había sucedido esto al endemoniado, y lo de los cerdos.
les describieron cómo le había sucedido esto
Los espectadores y su versión
al endemoniado,
y lo de los cerdos.
Las reacciones
Y comenzaron a rogarle
καὶ ἤρξαντο παρακαλεῖν αὐτὸν ἀπελθεῖν ἀπὸ τῶν ὁρίων αὐτῶν.
Y comenzaron a rogar a Jesús que se fuera de su región.
que se fuera de su comarca.
Rechazo del pueblo
Al entrar El en la barca, el que había estado endemoniado le rogaba
Καὶ ἐμβαίνοντος αὐτοῦ εἰς τὸ πλοῖον παρεκάλει αὐτὸν ὁ δαιμονισθεὶς ἵνα μετʼ αὐτοῦ ᾖ.
Al entrar El en la barca, el que había estado endemoniado Le rogaba que lo dejara ir con El.
que lo dejara acompañarle.
Aceptación del liberado
La ordenanza y la obediencia
Pero Jesús no se lo permitió,
καὶ οὐκ ἀφῆκεν αὐτόν, ἀλλὰ λέγει αὐτῷ• ὕπαγε εἰς τὸν οἶκόν σου πρὸς τοὺς σοὺς καὶ ἀπάγγειλον αὐτοῖς ὅσα ὁ κύριός σοι πεποίηκεν καὶ ἠλέησέν σε.
Pero Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: “Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho por ti, y cómo tuvo misericordia de ti.”
sino que le dijo:
Vete a tu casa, a los tuyos,
La gran comisión
y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho por ti,
y cómo tuvo misericordia de ti.
Y él
καὶ ἀπῆλθεν καὶ ἤρξατο κηρύσσειν ἐν τῇ Δεκαπόλει ὅσα ἐποίησεν αὐτῷ ὁ Ἰησοῦς, καὶ πάντες ἐθαύμαζον.
Y él se fue, y empezó a proclamar en Decápolis cuán grandes cosas Jesús había hecho por él; y todos se quedaban maravillados.
se fue,
La obediencia y los resultados
y empezó a proclamar en Decápolis
cuán grandes cosas Jesús había hecho por él;
y todos se quedaban maravillados.
Los mss. griegos están divididos en cuanto a cuál es el lugar preciso en cuestión, pues citan tres nombres: gadarenos (cf. Mt. 8:28), gergesenos (de Orígenes) y gerasenos. (V. el comentario de Lc. 8:26). La evidencia confiable favorece el nombre gerasenos (cf. NVI), que probablemente se refiere a un pequeño pueblo llamado Gersa (la moderna Kersa) localizado en la orilla oriental del lago. La mayoría de sus habitantes era gentil (cf. Mr. 5:11, 19). Walvoord, J. F., & Zuck, R. B. (Eds.). (1995). El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Nuevo Testamento, tomo 1: San Mateo, San Marcos, San Lucas (pp. 154–155). Puebla, México: Ediciones Las Américas, A.C.
Luego de calmar la tempestad Jesús y sus discípulos arribaron.
El término latino “legión”, comúnmente usado en Palestina, denotaba a un regimiento de unos 6,000 soldados del ejército romano, aunque probablemente también se refería a un número grande (cf. v. 15). Para la gente que se encontraba bajo el dominio romano, la palabra sin duda indicaba una gran fuerza y opresión.
Καὶ ἦλθον εἰς τὸ πέραν τῆς θαλάσσης εἰς τὴν χώραν τῶν Γερασηνῶν.
καὶ ἐξελθόντος αὐτοῦ ἐκ τοῦ πλοίου εὐθὺς ὑπήντησεν αὐτῷ ἐκ τῶν μνημείων ἄνθρωπος ἐν πνεύματι ἀκαθάρτῳ,
ὃς τὴν κατοίκησιν εἶχεν ἐν τοῖς μνήμασιν, καὶ οὐδὲ ἁλύσει οὐκέτι οὐδεὶς ἐδύνατο αὐτὸν δῆσαι
διὰ τὸ αὐτὸν πολλάκις πέδαις καὶ ἁλύσεσιν δεδέσθαι καὶ διεσπάσθαι ὑπʼ αὐτοῦ τὰς ἁλύσεις καὶ τὰς πέδας συντετρῖφθαι, καὶ οὐδεὶς ἴσχυεν αὐτὸν δαμάσαι•
καὶ διὰ παντὸς νυκτὸς καὶ ἡμέρας ἐν τοῖς μνήμασιν καὶ ἐν τοῖς ὄρεσιν ἦν κράζων καὶ κατακόπτων ἑαυτὸν λίθοις.
καὶ ἰδὼν τὸν Ἰησοῦν ἀπὸ μακρόθεν ἔδραμεν καὶ προσεκύνησεν αὐτῷ
καὶ κράξας φωνῇ μεγάλῃ λέγει• τί ἐμοὶ καὶ σοί, Ἰησοῦ υἱὲ τοῦ θεοῦ τοῦ ὑψίστου; ὁρκίζω σε τὸν θεόν, μή με βασανίσῃς.
ἔλεγεν γὰρ αὐτῷ• ἔξελθε τὸ πνεῦμα τὸ ἀκάθαρτον ἐκ τοῦ ἀνθρώπου.
καὶ ἐπηρώτα αὐτόν• τί ὄνομά σοι; καὶ λέγει αὐτῷ• λεγιὼν ὄνομά μοι, ὅτι πολλοί ἐσμεν.
καὶ παρεκάλει αὐτὸν πολλὰ ἵνα μὴ αὐτὰ ἀποστείλῃ ἔξω τῆς χώρας.
ἦν δὲ ἐκεῖ πρὸς τῷ ὄρει ἀγέλη χοίρων μεγάλη βοσκομένη•
καὶ παρεκάλεσαν αὐτὸν λέγοντες• πέμψον ἡμᾶς εἰς τοὺς χοίρους, ἵνα εἰς αὐτοὺς εἰσέλθωμεν.
καὶ ἐπέτρεψεν αὐτοῖς. καὶ ἐξελθόντα τὰ πνεύματα τὰ ἀκάθαρτα εἰσῆλθον εἰς τοὺς χοίρους, καὶ ὥρμησεν ἡ ἀγέλη κατὰ τοῦ κρημνοῦ εἰς τὴν θάλασσαν, ὡς δισχίλιοι, καὶ ἐπνίγοντο ἐν τῇ θαλάσσῃ.
Καὶ οἱ βόσκοντες αὐτοὺς ἔφυγον καὶ ἀπήγγειλαν εἰς τὴν πόλιν καὶ εἰς τοὺς ἀγρούς• καὶ ἦλθον ἰδεῖν τί ἐστιν τὸ γεγονὸς
καὶ ἔρχονται πρὸς τὸν Ἰησοῦν καὶ θεωροῦσιν τὸν δαιμονιζόμενον καθήμενον ἱματισμένον καὶ σωφρονοῦντα, τὸν ἐσχηκότα τὸν λεγιῶνα, καὶ ἐφοβήθησαν.
καὶ διηγήσαντο αὐτοῖς οἱ ἰδόντες πῶς ἐγένετο τῷ δαιμονιζομένῳ καὶ περὶ τῶν χοίρων.
καὶ ἤρξαντο παρακαλεῖν αὐτὸν ἀπελθεῖν ἀπὸ τῶν ὁρίων αὐτῶν.
Καὶ ἐμβαίνοντος αὐτοῦ εἰς τὸ πλοῖον παρεκάλει αὐτὸν ὁ δαιμονισθεὶς ἵνα μετʼ αὐτοῦ ᾖ.
καὶ οὐκ ἀφῆκεν αὐτόν, ἀλλὰ λέγει αὐτῷ• ὕπαγε εἰς τὸν οἶκόν σου πρὸς τοὺς σοὺς καὶ ἀπάγγειλον αὐτοῖς ὅσα ὁ κύριός σοι πεποίηκεν καὶ ἠλέησέν σε.
G1648+1
καὶ ἀπῆλθεν καὶ ἤρξατο κηρύσσειν ἐν τῇ Δεκαπόλει ὅσα ἐποίησεν αὐτῷ ὁ Ἰησοῦς, καὶ πάντες ἐθαύμαζον.
phrasing
Comments
Disclaimer: The opinions and conclusions expressed on this page are those of the author and may or may not accord with the positions of Biblearc or Bethlehem College & Seminary.